miércoles, 25 de octubre de 2017

¿Qué es la economía?



Podría definir la economía como la ciencia que estudia como los individuos asignan los recursos. Esto significa que los recursos pueden asignarse diferentemente. Por ejemplo: Tienes X cantidad de Bs, los cuales puedes o bien comprar comida, pagar una deuda, comprar un regalo, prestarlo o asignarlo a cualquier otra cosa que desees, pero no puedes asignarlo a todo, de hecho, cuando lo gastas en algo, es evidente que ya no los puedes gastar en otra cosa. De esta situación se desprende que la economía tiene varios elementos:

Fin: El primer elemento a considerar es el objetivo que desea el actor, este fin u objetivo depende de cada persona, de sus gustos, intereses, circunstancias y/o ideas.

Valor: Es la apreciación que le damos al fin, es decir, la cantidad de importancia.  Podría existir un fin coincidente para diferentes personas, pero cada uno la valora diferentemente, así se da el fenómeno de que una persona considere que una casa tiene un precio “muy  caro” y otra persona considere que el precio “está bien”. Esta diferencia de valoración hace que la primera persona no quiera gastar su dinero en dicha casa y la segunda decida hasta endeudarse para pagarla.

Medio: Es la herramienta que utilizamos para conseguir el fin. La clasificación de medio también está sujeta a la opinión subjetiva, pues cada persona debe considerar que algo es útil para alcanzar el fin. La utilidad es otro elemento de la economía.

Utilidad: Es la apreciación subjetiva que hacen las personas de cuanto sirve un medio para alcanzar un fin.

Esta subjetividad trae como consecuencia que ni los fines ni los medios estén dados, sino que se van “descubriendo” con el tiempo por cada persona. Así mismo, los fines y los medios pueden ser intercambiables, un fin puede ser un medio para alcanzar un fin ulterior, por tanto, un bien puede cumplir ambos roles.

Escasez: En el primer párrafo de este escrito, mencione diferentes cosas que podíamos hacer con cierta cantidad de dinero y la imposibilidad de utilizar esa misma cantidad de dinero para varias cosas a la vez. Esta imposibilidad de asignar una cantidad limitada de dinero a varias cosas se conoce con el nombre de escasez. Nuestras necesidades exceden la capacidad de uso de los medios, por lo cual, el individuo debe tomar decisiones económicas de cómo, cuándo y para qué utilizara los medios disponibles.

Plan: Esta toma de decisiones para el uso de los medios y elección de fines puede ser centralizada o distribuida. Entiéndase por centralizada cuando dichas decisiones son tomadas por un ente de planificación superior a los afectados directos y descentralizadas en la medida que dichas decisiones son tomadas directamente por los individuos. 

Tiempo: El último elemento a considerar en la economía es el tiempo. Todo plan involucra un tiempo, factor que también será decisivo a la hora de la toma de decisiones por parte del actor. Es posible que la valoración que el actor de al fin con respecto a los medios le haga pensar que vale la pena adquirirlo, pero cuando cae en cuenta del tiempo que necesita para lograrlo desista de emprender la acción.


Resumiendo, en la toma de decisiones económicas, existen 7 elementos a considerar: fin, valor, medio, utilidad, escasez, plan y tiempo. La economía es la ciencia que estudia como los seres humanos toman las decisiones de asignación de recursos limitados para satisfacer sus ilimitadas necesidades.

Todo sistema económico debe responder a tres preguntas:
1) Qué y cuanto producir?: Es preferible montar una fabrica de zapatos o de armamento. Vendemos carros o montamos un taller mecánico. De decidirnos por montar la fabrica de zapatos, cuantos zapatos producimos?

2) Como se ha de producir? Ya tenemos el galpón para instalar la fabrica, los hacemos cocidos a mano contratando varias personas o lo hacemos con maquinas de cocer contratando 4 veces menos personal?

3) Para quién se produce? Puesto que alguien tendrá que comprarnos la mercancía. Exportamos o solo vendemos dentro del país?


En fin, nada sencillo. Pero esto es La Economía


sábado, 21 de octubre de 2017

Después de la Burla Electoral, ¿Aún Nos Quedan Alternativas?


Este domingo, se consumó otra burla a millones de personas que salieron a votar creyendo que su voto valía de algo o en su defecto “porque no hay otra alternativa”.

Los que pensaban lo primero, estaban equivocados, su voto no vale nada, es indiferente si la abstención de 20%,  40% o 90%. Los que pensaban lo segundo, también están equivocados, porque si había otra alternativa.
Dicha alternativa ha sido mencionada desde hace años por aquellas personas calificadas por los apologistas del voto como “radicales”.

Sin embargo muchos insisten en  “doblarse para no partirse”,  y varios de esos mantienen prósperos negocios de la mano del Estado, y en Venezuela, decir Estado equivale a decir Gobierno; mientras el país no solo se dobla sino que se parte en pedazos.

De más esta hablar de la crisis económica, social, institucional y humanitaria en la que vive el país, ya mucho se ha escrito y documentado por medio audiovisual. Es que vemos el secuestro de un país a manos de su dirigencia política y cuando digo “dirigencia política” me refiero al partido de gobierno y la MUD.

Con la colaboración de esta, una vez mas, el gobierno alcanza un logro político. No solo obtienen 17 gobernaciones (a la hora de este escrito) sino que de facto se legitima a la ANC donde tendrán que jurar el cargo los ganadores de las gobernaciones, tanto del PSUV como de la MUD.  Alguien se acuerda de los cientos de muertos durante las protestas antes de la elección de la ANC? Pues ninguna de esas muertes valió la pena.

Solo hoy, muchos de los electoralistas se dan cuenta que votar bajo estas condiciones no tiene sentido; como dijo el expresidente de Colombia Andrés Pastrana “Quien va a una elección sin garantías, solo tiene la garantía de que va a perder”. Y luego de darse cuenta de lo obvio, ahora piden una alternativa. Esa alternativa es la misma desde hace tiempo, esa que proclaman los “radicales”, esa que expresa gente como Juan Carlos Sosa Azpurua, esa que no escuchabas porque estabas en campaña y llamando a votar.

Sin embargo, no todo es negativo. El aspecto positivo ahora es que esa opción sigue disponible, aunque cada vez es mas difícil de implantar con el correr del tiempo que le sirve a la casta política para afianzarse en su poder. Pero otra cosa positiva es que existen otras dos alternativas: Sentarse y planificar el emigrar o emigrar sin plan alguno.

Este articulo  fue originalmente publicado en  IF Revista Digital. 

¿¿¿