miércoles, 1 de febrero de 2017

Las Aventuras de Juan Planchard

La novela escrita por Jonathan Jakubowickz es una verdadera obra de arte. Tiene todo lo un lector puede esperar de una novela contemporánea: hechos históricos, romance, sexo, diversión, humor, acción, intriga, y hasta suspenso.

A medida que avanza la novela, van apareciendo personajes de la vida real mezclados con ficticios, a los de la vida real se le cambian los nombres. Jakubowickz se vale de una historia de amor para contarnos la realidad venezolana protagonizada por lo que en Venezuela conocemos como un ”bolichico”.  Y es que Juan Planchard es un joven de 29 años hijo de profesores de clase media que salieron de la pobreza con dedicación y esfuerzo, un matrimonio de esa clase media que represento un ejemplo de ascenso social en el país que una vez Venezuela fue.

Juan Planchard es idealista, analfabeta histórico y político, pero idealista. Y en algún momento cuando “se cansó de pelar bola” comprendió que tenía que adaptarse a las reglas del juego. Es decir, dejo de lado la ética, y se puso a hacer negocios de la mano del Estado.

El autor utiliza, las circunstancias y vivencias de Juan para describir a Venezuela sociológicamente, narrar su historia política contemporánea y su actualidad. Se describen con crudeza y simplicidad como se hacen los negocios en el Estado, la vida que llevan los funcionarios, se describen los procedimientos policiales y militares y toda la corrupción que hay en ellos.

Como la novela es narrada en primera persona, el lenguaje utilizado es muy sencillo y coloquial, tanto que debe ser difícil para alguien no venezolano, entender muchas partes de la novela. En cambio para un nativo (más si es caraqueño como yo) la narrativa se encontrará muy fresca, la novela nunca aburre, nunca es previsible.

En ese sentido, el final me pareció de lo más inesperado. Una novela sencillamente recomendable, que a pesar de narrar la vida tan dura que se vive en Venezuela, realidades que un europeo no comprendería, te saca más de una sonrisa y una risa a lo largo de la lectura.

Recomiendo encarecidamente a todo venezolano mayor de 30 años, la lectura de Las Aventuras de Juan Planchard.