lunes, 19 de enero de 2015

POR QUE NO SOY KEYNESIANO


Expresa  John Maynard Keynes en su libro (Teoría general del empleo, el interés y el dinero), que el  problema fundamental de las economías capitalistas es la falta de inversión, este problema puede expresarse en dos modos: a largo y a corto plazo.

1. A largo plazo: Según Keynes las economías capitalistas son incapaces de proporcionar pleno empleo en el largo plazo, esto debido a que a medida que pasa el tiempo cada vez habrá menos inversiones rentables, y las inversiones rentables serán cada vez menos rentables, es decir, Keynes cree que existe algo así como una "tasa de rendimiento decreciente"  para la inversión. Siguiendo el razonamiento keynesiano al haber menos gasto en inversión habrá menso fuente de empleo.

2. A corto plazo: Keynes se inventa algo llamado "animal spirits", según la cual, las tasa de inversión viene dada en gran medida por el estado de ánimo más que por el cálculo racional que hacen los agentes de las ganancias futuras de sus inversiones. Aquí la cita:

 "Aún haciendo a un lado la inestabilidad debida a la especulación, hay otra inestabilidad que resulta de las características de la naturaleza humana: que gran parte de nuestras actividades positivas dependen más del optimismo espontáneo que de una expectativa matemática, ya sea moral, hedonista o económica. Quizá la mayor parte de nuestras decisiones de hacer algo positivo, cuyas consecuencias completas se irán presentando en muchos días por venir, sólo pueden considerarse como el resultado de los espíritus animales —de un resorte espontáneo que impulsa a la acción de preferencia a la quietud, y no como consecuencia de un promedio ponderado de los beneficios cuantitativos multiplicados por las probabilidades cuantitativas."

Siendo pues la inestabilidad  de los inversores tan impredecible, se corre el riesgo de que un día de repente, todos (la gran mayoría) se vean afectados por expectativas negativas y se produzca un estado emocional depresivo donde no quieran invertir y entremos en una "depresión" económica. 

En definitiva que la economía es cosa del estado de ánimo y no de números. Resumiendo, a largo plazo las inversiones serán cada vez menos y a corto plazo las inversiones son inestables porque son emocionales.

Propuestas
Las propuestas para este inconveniente son las siguientes:

1. A largo plazo: La ecuación económica de Keynes es la siguiente: D = C + I, donde Demanda es igual a Consumo más Inversión. Si estamos diciendo que la inversión será decreciente pues obviamente habrá que aumentar el consumo. La pregunta pasa a ser ¿y cómo se aumenta el consumo? Establecimos que las inversiones tienen a largo plazo una tasa de rendimiento decreciente, ahora toca establecer de qué depende el consumo. Según Keynes existe una "propensión marginal al consumo" por la cual la parte de la renta destinada al consumo es siempre menos según aumenta la renta de los agentes. Esto quiere decir que si usted es pobre lo que gasta en consumo será mayor en porcentaje de su renta a lo que gasta un rico.

Así pues, ya tenemos que las inversiones irán disminuyendo a medida que la economía prospera y ahora se une a la ecuación la disminución porcentual del consumo. El problema se hace doble así que en la ecuación anterior metemos otra variable para estabilizar la economía: el gasto del Estado, ahora tenemos que D = C + I + G. Este gasto del estado puede incluir el otorgamiento de privilegios legales (leyes proteccionistas) a empresas mediante monopolios para que estas pueden mantener su rentabilidad.

El hecho de que Keynes diga que se debe gastar en lo que sea sin importar la generación de riqueza que conlleva dicho gasto, indica que Keynes no le ve importancia a la generación de bienes que resulten de la actividad productiva, sino que lo importante es que haya actividad para crear empleo. En esta línea propone cosas que parecen de chiste como enterrar billetes en una mina para que la empresa privada invierta en desenterrarlos, construir catedrales, pirámides o si nos viene un terremoto pues mejor, ya que habrá que restaurar todo de nuevo.

En el caso de España podemos tener más que claro que esto fue lo que hizo el Estado en los últimos años. Todos recordaremos el Plan E, y todo el carrusel de gasto (hay mucho en youtube que puede ver aquí) que mejor llamar despilfarro a lo largo y ancho de toda España.

Vemos que estas propuestas de Keynes son un poco absurdas, cualquier persona creo que estará de acuerdo en que el proceso productivo debe producir cosas que la gente valore, cosas que la gente desee no cualquier cosa con la excusa de generar empleo.

Un lector un poco perspicaz habrá notado que esta tesis: de una economía dirigida en su inversión por el sector publico con la propiedad nominal de los medios de producción en manos privadas es propio del fascismo, de hecho, en la edición alemana de 1936 de su libro, Keynes escribe en el prologo lo siguiente:

"La teoría de la producción agregada, de la que trata el siguiente libro, puede sin embargo adoptarse mucho más fácilmente a las condiciones de un estado totalitario que la teoría de la producción y distribución de una producción dada llevada a cabo bajo condiciones de libre competencia y un alto grado de laissez faire. Ésta es una de las razones que justifica que llame a mi teoría una teoría general."

Ha aquí vemos que Keynes es un amante del estado totalitario y enemigo de la libertad de los seres humanos, el creé arrogantemente que es más capaz de manejar el dinero de las personas mejor que ellas mismas.

Todo eso ya me parece demasiado horrible como para seguir creyendo en la Teoría de este señor, sin embargo veamos ahora que propone para el problema de corto plazo

2. El corto plazo

Recordemos que la ecuación es D = C + I + G.
Así como a largo plazo, el Gasto del Estado estabiliza la economía supliendo la bajada de inversión y la propensión marginal al consumo, a corto plazo es directamente el Consumo; por tanto el gobierno lo que debe hacer es estimular el consumo ¿cómo? pues bajando impuestos al consumo, lo cual ya empieza a ser contradictorio, pues que si para el largo plazo se necesita aumentar el gasto del Estado, es incompatible bajar los impuestos, porque precisamente de los impuestos es de donde sale el financiamiento para el gasto del Estado.
Otra acción a tomar es reducir las tasas de interés para motivar a la expansión del crédito, lo cual es otro error ya que esto lo que hace es generar burbujas como la inmobiliaria o mantener recesiones como la japonesa que ya tiene más de 20 años y la tasa de interés ha sido hasta negativa sin que eso resulte en una reactivación económica.
Otra propuesta de Keynes es aumentar los impuestos al ahorro e incluso la devaluación de la moneda (al estilo Venezuela que en enero de 2013 devaluó su moneda 50%).

Esta es la teoría de Keynes y sus propuestas, ahora nos centraremos en las criticas.

1. A largo plazo:
En este apartado quiero dividir la crítica en dos partes: La primera equivocación de Keynes es de diagnostico, es obvio que el capitalismo no tiene una tasa decreciente de rentabilidad para las inversiones, o en otras palabras, la rentabilidad del capital no decrece conforme a su acumulación.

Esto es fácil de ver, fíjese que la inversión viene financiada con capital, por simple lógica a mayor capital, mayor capacidad de inversión. Keynes parece creer que existe algo como un tope y por eso a medida que se avanza económicamente se reducen las oportunidades de inversión; cosa que es claramente falsa, pues el ser humano siempre tiene necesidades infinitas. Será más fácil encontrar oportunidades de ganancia en un país como Singapur que en un país como el Congo.

Además se debe tomar en cuenta que el capital no solo se compone de capital monetario sino también de bienes de capital y la acumulación de bienes de capital, la cual es otra forma de constituir generadores de riqueza. Un ejemplo es un aeropuerto; este tendrá rentabilidad siempre y cuando hayan aviones que quieran utilizarlo, de lo contrario el aeropuerto será algo ruinoso.

Otro aspecto importante es que cada vez hay más personas; no es "a largo plazo todos muertos", es "a largo plazo serán más", por tanto, siguiendo el principio de división del trabajo que realmente es división del conocimiento, mientras más personas existan más necesidades se crearan y más oportunidades de inversión se necesitaran.

Por tanto, el argumento central del libro de Keynes de que existe una rentabilidad decreciente para las inversiones es falso y contrario a la realidad que indica que siempre habrá más cosas en las que invertir a medida que haya más personas. Esta es la razón principal de porque las personas se van desde los campos a las ciudades y no al revés.

2. A corto plazo: Ciertamente es posible que de repente todos (la mayoría) los inversores dejen de invertir a la misma vez. Es lo que conocemos como depresión. Sobre todo cuando estalla una burbuja creada por el Estado; pero no es que hayan sido atacados por los "animal spirits" es que realmente no hay en que invertir porque las inversiones estaban canalizadas a los sectores que se sustentaban de la burbuja.

Cuando esto ocurre lo bueno no es aumentar el consumo, de hecho lo mejor que puede hacer el Estado es nada. Si los agentes económicos no tienen dónde invertir o no pueden invertir porque están sobre endeudados el gobierno debe dejar que ellos mismos seleccionen como sanear sus cuentas y pagar sus deudas.

Cada familia, empresa e individuo buscando sanear sus balances constituyen la salida de las crisis, cuando el Estado busca "balancear" la economía con propuestas como las de Keynes lo que hace es quitarle renta a los individuos mediante impuestos impidiendo que estos acomoden sus economías y por ende retrasando la salida de la crisis.

A manera de conclusión

Keynes como todo economista intervencionista se cree más listo que las personas para manejar mejor el dinero de ellas mismas, ¿que la gente no consume? pues lo propiciamos desde el Estado, ¿qué los inversionistas no invierten? pues damos privilegios mercantilistas, ¿qué no hay trabajo? pues constrúyase una pirámide.

El dinero donde mejor funciona para la sociedad es en manos de quien lo produce, sencillamente porque nadie como yo mismo sabe mejor que yo en que debo gastarme mi dinero y en el caso que las personas sean incompetentes manejando sus finanzas pues el gobierno no tiene porque meterse en eso.
Lo que queda de procesos productivos dirigidos por el Estado son productos que nadie desea, bien sea por construcción directa del Estado (como aeropuertos donde no se vuela, autopistas que no se utilizan etc) como los dirigidos por burbuja como las más de 800 mil viviendas que nadie puede comprar en España.

Por donde se mire estas propuestas Keynesianas son una aberración moral que parece una película de ciencia ficción, lo peor es que hay gente que lo apoya, sobre todo renombrados economistas ganadores de Nobel como Paul Krugman. En lo moral, ninguna persona (ni gobierno) tiene derecho a quitarle el dinero (mediante impuestos) a su dueño.

Todos los avances civilizadores de la humanidad, toda nuestra forma de vida y bienestar no se deben al Estado, todo se lo debemos al capitalismo, es decir, a las personas buscando su beneficio, produciendo e intercambiando sus productos.


Cada vez que el Estado vulnera los derechos de propiedad con la excusa de "por el bien común" perdemos un poco de civilización, esa que ha progresado tanto a ritmo inimaginable por generaciones anteriores en los últimos 200 años. 

lunes, 12 de enero de 2015

La economía del sexo: de como los hombres ganan la guerra de los sexos


Los animales mamíferos terrestres, a grandes rasgos, se caracterizan porque sus crías se desarrollan dentro del vientre de la madre y estas, alimentan a dichas crías una vez nacidas, mediante leche producida en las glándulas mamarias. Otra característica de los mamíferos es que poseen dos sexos: machos y hembras. Es bastante sencilla la forma de identificar si un ejemplar es macho o si es hembra.

Recuerdo que en la casa de mi abuela durante mi niñez, había una perra y un perro. Un buen día me entero de que la perra estaba embarazada. La casa quedaba en un barrio de Caracas llamado "Los Frailes" de Catia; así que olvídese de cosas extrañas como veterinarios y demás cosas que el capitalismo ha podido crear para la atención de animales.

Así que la pobre "Mimi" (así se llamaba la perra) tuvo que parir debajo de una cama, que si mal no recuerdo era la de mi tío. Parió 7 cachorros, de los cuales murieron 3 en el parto. La cuestión por la cual menciono esta historia es por las dificultades de como identificar si un cachorro era macho o era hembra. La presencia o ausencia de pene es más que suficiente para solventar este problema,  además otra característica que nos ayudan a diferenciar a machos de hembras, es que la hembra es la que pare y amamanta.

Nótese que si definimos (en el contexto de animales mamíferos terrestres) a un ejemplar macho como aquel "que tiene pene" y un ejemplar hembra como aquel que "pare y amamanta" estaría yo cometiendo el error de definir mediante característica. Sería algo así como decir que un carro es "aquello que tiene ruedas".

Así pues, las definiciones de macho y hembra que he dado no me parecen completas, aunque están muy bien para los mamíferos por lo fácil que es la diferenciación de sexos en los ejemplares de este tipo de animales. Pero es que hay otras especies que no tienen pene y tienen dos sexos (por ejemplo las ranas) y hay especies donde los machos cargan con las crías (caballos de mar). Esto me lleva a buscar una definición de macho y hembra que me sea más completa.

1. Macho y hembra ¿por qué son diferentes?

Richard Dawkins en su libro El Gen Egoista me da una buena respuesta:

"Existe un rasgo fundamental en los sexos que puede ser utilizado para catalogar a los machos como machos y a las hembras como tales, sobre animales y plantas. Y es que las células sexuales o "gametos" de los machos son mucho más pequeñas y numerosas que en las hembras".
Como sucede en muchos ámbitos, los ejemplares de mayor tamaño tienen menor movilidad, por tal razón los gametos hembras se han "pasmado" al pasar de los millones años de evolución quedándose "inmóviles" y son los gametos pequeños (machos) los que se mueven hacia este.

Así, la "conducta" de los gametos, se reproduce en la conducta sexual del animal; lo que quiere decir que el macho, puede permitirse producir muchos más gametos (espermatozoides) que el ejemplar hembra, por ende, puede permitirse embarazar varias hembras en un corto tiempo. Por el contrario, los gametos hembra (óvulos) excesivamente grandes para moverse con agilidad y rapidez, deben sencillamente esperar en su sitio a los espermatozoides, pero como los machos son demasiados, sólo será "el mejor" de ellos, el que fecunde al ovulo.

Una vez fecundado, el ovulo cumplirá con otra función, que es alimentar al embrión. De hecho, el espermatozoide no contribuye en más nada una vez ha fecundado, para eso está el gigantesco ovulo dentro de un cuerpo sano y a temperatura ideal, para darle todos los nutrientes necesarios al embrión hasta que nazca.

Concluyendo, los óvulos y los espermatozoides poseen estrategias reproductivas absolutamente diferentes.

2. Del gameto al individuo. El porque del Macho Alfa

Por ciencia económica sabemos que lo abundante deja de ser valioso, ergo, ya que para la fecundación son necesarios tanto óvulos como espermatozoides, desde el momento en que los espermatozoides son muchos y los óvulos son pocos, el ovulo es más valioso. Recordando las definiciones de macho y hembra que dimos en el primer epígrafe, puedo decir que una hembra promedio es más valiosa para la especie que un macho promedio.

Como ya hemos dicho y es de común conocimiento, la mayoría de los espermatozoides se pierden y solo "el mejor" fecundará. Ya encarnados en individuos, se reproduce el patrón y unos pocos machos fecundará a la mayoría de las hembras. En el Gen Egoísta, se menciona el ejemplo como extremo de los leones marinos, donde el 4% de los machos están presentes en el 88% de las copulas. Este tipo de machos, que es el que replica más genes, porque es el que más frecuentemente copula debido a que es el elegido por las hembras, recibe el nombre de Macho Alfa.

Así como la fecundación, se inicia cuando el espermatozoide "ganador" llega al ovulo; el acto sexual se iniciará cuando el macho alfa sea seleccionado por la hembra. Además, el oligopólico régimen  que instauran los Machos Alfa, define a los machos Alfa como promiscuos.

Recurrimos de nuevo a Dawkins:
"En general, los machos tienden a ser más promiscuos que las hembras. Desde el momento en que las hembras producen un número limitado de óvulos a un ritmo relativamente lento, poco provecho sacará de un gran número de copulaciones con diferentes machos. Un macho, por otra parte, que puede producir millones de espermatozoides cada día, sacará buen provecho de cuantos apareamientos pueda conseguir. Un exceso de copulaciones puede no costarle, en realidad, mucho a una hembra, salvo la pequeña pérdida de tiempo y energía, pero tampoco le reporta un bien positivo. Un macho, por su parte, puede que nunca logre bastantes copulaciones con cuantas hembras diferentes sea posible: el término exceso no tiene significado para un macho".

Cabe hacer un complemento al párrafo anterior de Dawkins, ciertamente los machos tienden a ser mas promiscuos, pero solo los Alfa, el resto, que son la gran mayoría quedarán en el ostracismo sexual.  

Existen especies donde la promiscuidad del macho alfa se impone como estrategia reproductiva, es decir, el macho vive una vida en soledad, interrumpida solo por  el acto sexual y luego vuelve a su vida solitaria dejando a la hembra con la cría. Existen otras donde el macho se queda con la hembra compartiendo funciones de alimentación y cuidado a las crías formando parejas monógamas. La estrategia a seguir por la especie está determinada según Dawkins por circunstancias ecológicas.

Todo lo anterior me lleva a decir que la estrategia reproductiva de machos y hembras está dada por los genes, el macho se comporta como un espermatozoide y las hembras como un ovulo. En segundo lugar, concluiremos que pocos machos serán los replicadores en una manada.

La segunda conclusión nos lleva  a la circunstancia desgraciada para los machos de verse en la necesidad de competir entre sí para ganar a la hembra. Esto pasa en la generalidad de mamíferos, pero hay una especie bastante peculiar donde la estrategia monógama y la promiscua se presentan en múltiples manadas. Además de tener otras características que la diferencias sobre manera del resto de especies mamíferas: Los humanos

3. El ser humano, la especie extraña

En los humanos, la tendencia es que el impulso sexual en los machos sea mayor que en las hembras, como bien lo explican Roy F. Baumeister y Kathleen D. Vohs en su estudio Sexual Economics: Sex as Female Resource for Social Exchange in Heterosexual Interactions.

Sin embargo, como ya dijimos la estrategia reproductiva varia, hay manadas (sociedades) donde la estrategia promiscua es la que reina, otras donde es la monógama y esto depende de circunstancias culturales, lo que llamaría Dawkins Los Memes.

Un rasgo de la sociedad llamada "occidental" que parece distinguirnos de las demás especies, así como de otras sociedades humanas es la publicidad sexual (y conducta) de las mujeres. Como hemos dicho la tendencia evolutiva dictamina en mamíferos que los machos peleen por las mujeres, es decir, que los machos traten de ser llamativos a las hembras y no viceversa. Pero en los humanos sucede algo excepcional.

Es obvio que en los humanos, las mujeres ocupan mucho más tiempo y recursos que los hombres en su apariencia y aumento/mantenimiento de su atractivo sexual. Las mujeres se interesan más por este aspecto que los hombres, lo cual se puede confirmar viendo el contenido de revistas y programas de TV que consumen unos y otras. Las revistas masculinas cuando se preocupan del atractivo sexual del varón, lo hacen  más bien por la salud (ejercicios y dietas), relativamente hablando, las revistas de mujeres lo hacen más enfocadas al ámbito de la atracción (maquillaje, peinado, arreglo de uñas y pestañas).

De hecho, un hombre que se preocupa en igual cantidad y esfuerzo por su apariencia que una mujer, inmediatamente despertara sospecha sobre su condición sexual. Obvio es pues, que en el ser humano actual, las mujeres emprenden conductas que desde el punto de vista biológico pueden denominarse "Estrategia sexual de competencia", siendo un caso único en mamíferos. Ninguna otra especie presenta el fenómeno de que hembras compitan por machos.

La cataláctica sexual


El término Catalaxia  o cataláctica o Ciencia del Intercambio, aparentemente fue utilizado por primera vez por Richard Whately. en su libro Introductory Lectures on Political Economy, publicado en Londres, 1831. Se define como "una teoría praxeológica acerca de la manera como el mercado fija los precios y los intercambios en un mecanismo de orden espontáneo, que normalmente ocurren sin necesidad de objetivos comunes ni planificados entre los actores económicos. Su objetivo es el análisis de todas las acciones basadas en cálculos monetarios y rastrear la formación de precios hasta el punto en el que el actor económico elige. Ella explica los precios de mercado como son, no como debiesen ser idealmente. Las leyes de la cataláctica no son juicios de valor, pero pretenden ser exactos, objetivos y dotados de validez universal."

Así pues, me tomo el atrevimiento de decir, que el acto sexual, es un acto eminentemente catalactico, puesto que es un acto de "intercambio en un mecanismo de orden espontáneo, que normalmente ocurre sin necesidad de objetivos comunes ni planificados entre los actores" donde el "mercado fija el precio". [i]

Ya establecimos que en general el impulso sexual es mayor en los hombres que en las mujeres, así, la otra cara de la moneda es que las mujeres tienden a relacionar más el acto sexual con sentimientos románticos, con estas diferencias presentes, por inferencia lógica habría que creer que la mujer tiene mayor poder de negociación al corto plazo, o en términos técnicos, en el mercado del sexo esporádico, la mujer tiene el poder de decisión, ya que el hombre siempre quiere. Dicho de otra manera: la mujer pone el precio.

Los Precios.

Los precios se determinan siguiendo una relación entre oferta y demanda y la necesidad del bien entre los agentes que actúan en el intercambio. Tenemos pues, el hecho de que las mujeres parecieran tener la capacidad para colocar el precio que ellas quisieran para que se consume una relación sexual.

Sin embargo, la evidencia empírica parece contradecir esto, en tiempos anteriores, digamos hace unos 50 años, era mucho más difícil para los hombres tener sexo, según dicen la gente de tercera edad, era bastante difícil tener una relación sexual antes del matrimonio; es decir, la promesa (o el acto propiamente dicho) de matrimonio era el precio que los hombres pagaban para que la mujer se acostara con ellos. Hoy en día, es muy fácil tener sexo con "desconocidas" que apenas han compartido unos minutos u horas en una discoteca, por su puesto dentro de estos dos precios que podemos denominar "precio máximo" y "precio mínimo" existe una banda que la constituye el numero de citas y detalles de cortejo del hombre hacia la mujer. La pregunta es obvia ¿por qué la mujer no cobra más? ¿por qué ha bajado el precio?.

Porque ella sola no decide. Así como el productor de tomates no pone el precio de los tomates él solo, sino que está inmerso en un sistema económico de múltiples actores y circunstancias, la mujer no puede ella sola colocar el precio. Así, como en todo sistema económico donde los actores aprenden de las interacciones, los hombres y las mujeres aprenden el uno del otro y del ejemplo de los demás incluyendo generaciones anteriores.

Quizá el aspecto más trascendental que ayudo a la bajada del precio del sexo fue la invención de los métodos anticonceptivos, reduciendo muchísimo el costo de salud  que implicaba el tener sexo para las mujeres. La idea que quiero expresar es que no es que "las mujeres de antes" no quisieran tener sexo tanto como las de ahora sino más bien que el costo del riesgo era mayor. Con la llegada de los anticonceptivos el precio se redujo para ambos, tanto para mujeres como para hombres.

La victoria final

En definitiva, ahora tenemos un fenómeno en el mercado del sexo que antes de los anticonceptivos no teníamos, el descalce de plazos, generando un problema económico. Así, hay agentes más interesados en que las transacciones se hagan a corto plazo y otros agentes interesados en que las transacciones se hagan a largo plazo.

Lo que sucede en la raza humana para que ocurra el fenómeno de que hembras compitan por machos, es que los machos percibidos como candidatos a largo plazo escasean (o las mujeres creen que escasean, para los efectos es igual si es cierto o no). Esto ha hecho que el comportamiento sexual de las mujeres haya variado de tal forma que el mercado del sexo favorece a los hombres, ya que el precio del sexo entre el máximo y mínimo sin duda alguna, está más cerca del segundo. Los hombres han ganado la guerra de los sexos.

...Por ahora.




[i] Se sobreentiende que estamos hablando de situaciones donde no hay explotación, trata de personas ni violaciones.

viernes, 2 de enero de 2015

de Irlanda y España, o de Cívico y Paleto


Paleto:
1. Dicho de una persona o de una cosa: Rústica y Zafia.
2. Dicho de una persona: Falta de trato social
RAE

"Término generalmente despectivo usado para referirse a las personas de pueblo, que respondería a un estereotipo de simplicidad y de falta de sofisticación, con una jerga y costumbres propias"
 Wikipedia

A través de esta noticia logro enterarme de que Uber cierra su servicio en España, como ya pasara con Google News hace 15 días. La legislación española oprime a las empresas y a los derechos civiles. Como diría Almudena Negro "La Legislación es el Derecho, secuestrado por el Estado".  Así, el Lobby de los taxys, repitiendo la historia de los fabricantes de velas,  logra darle un golpe, no a Uber sino a los usuarios, al impedir una mejora sustancial del servicio.

Mientras tanto, en Dublin, los ciudadanos y residentes disfrutamos de Uber desde hace varios meses, la primera vez que lo utilice fue en septiembre de 2014. Pero no solo es Uber quien presta este tipo de servicios en Dublin. La empresa Hailo disputa con Uber el mercado.

En mi caso particular, tengo ambas aplicaciones instaladas y las dos las he utilizado, ambas tienen la opción de cancelar el pedido, ambas tienen la opción de pagar online con tarjeta, lo cual permite que estés en la calle sin un euro y sin un cajero automático cerca  y puedas tener transporte. No hay necesidad de hacer llamadas para pedir el taxy, no hay que caminar hasta la parada de taxys más cercana, el taxy llega a donde estés.

Así es como la innovación trae desarrollo y progreso, aumento de calidad de vida. Esa es la diferencia  entre  civilización y la barbarie; es la diferencia entre un cívico y un paleto